REFLEXIONES EN EL CAMINO

viernes, 29 de julio de 2016

MIRAD LAS AVES DEL CIELO

¡MIRAD LAS AVES DEL CIELO!  "Una reflexión en el camino"
Guillermo Ávila


“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, el Padre Celestial las alimenta. ¿No son ustedes de mucho más valor que ellas?

Es impresionante e inspirador, mirar las aves del cielo cada mañana, y escucharlas cantar, llenan de vida, y de alegría el lugar donde se encuentren, sea un parque, una plaza, en la ciudad o en el campo. 

¿Las has escuchado cantar?¿Han llamado tu atención?¿No reflejan en su cántico, el disfrute de cada nuevo día?

Si pareciera escuchar, un anuncio para toda la creación, que las misericordias  de Dios son renovadas una vez más: ”Oh Buen Creador, gracias por darnos un día más de vida, gracias por permitirnos cantar y volar, gracias por la lluvia y por el sol, por permitirnos disfrutar de tu creación, gracias por preparar nuestro alimento, que para este día es tu provisión”

Las aves, no despiertan con temor o con la angustia de: ¿Qué comeré en este día, o con qué me vestiré?

No tienen temor del día de mañana, ellas confían en la provisión de su creador, y disfrutan la vida que les ha sido concedida, sin envidias, sin codicia, y sin avaricia. Es suficiente razón, para levantarse con una nueva canción.

¿Y qué de nuestra vida? ¿Cómo es nuestro diario despertar?

Jesús nos recuerda hoy, que el MIRAR LAS AVES DEL CIELO, nos entregan una gran inspiración para nuestra fe, para que aprendamos a confiar en su cuidado y provisión, para  creer, en cada una de sus promesas para los hijos de Dios.

¿Acaso vuestro Padre Celestial no tendrá cuidado de vosotros, que valéis más que las aves del cielo?
¿Acaso vuestro Padre Celestial, vuestro Creador, les ha abandonado a vuestras propias circunstancias, o es indiferente a vuestro dolor?
¿Acaso vuestro Padre Celestial, vuestro Creador, no envió a su Hijo como muestra de su gran amor y preocupación, para salvarlos, para perdonarlos y para sentarlos a su Mesa, como hijos redimidos de Dios? 
¿Por qué ponen sus ojos donde no hay luz, donde no hay ninguna inspiración para vivir, en un mundo lleno de confusión?

Esa es la razón, por qué te levantas cada día lleno de temor, lleno de dudas, de inseguridad, y en angustia cada mañana, sin alegría, y sin ningún cántico, ni gratitud en tus labios, donde solo hay quejas, críticas, y murmuración por  todo lo que te rodea, reflejando un corazón lleno de amargura y de frustración.

¿Por qué has decidido vivir en esa condición?
¿Por qué has decidido vivir lejos de su amor?
¿Por qué has rechazado su Paternidad, y vivir en orfandad?
¿Por que has decidido vivir sin Él, lejos de su Hogar, de su provisión, expuesto a los espinos, a la maleza de la tierra, al sudor de tu frente, al temor, a la angustia, a la frustración, a la maldición del pecado, y de su condenación?

¿Dónde tienes puesta tu mirada?

Hoy, te dice el Señor: "Vuelve a mirar las aves del cielo, y vuelve aprender de ellas"

¡MIRADME A MÍ! dice el Señor.¡MIRADME A MÍ, Y SED SALVOS, TODOS LOS TÉRMINOS DE LA TIERRA: PORQUE YO SOY DIOS, Y NO HAY MÁS!

viernes, 22 de julio de 2016

HAN PASADO 45 AÑOS

HAN PASADO 45 AÑOS "Una reflexión en el camino"
Por Guillermo Avila


Han pasado 45 años desde aquel 1971, cuando un grupo de jovencito(a)s entre 15 y 17 años, llenos de energía y valor salían por las puertas del Colegio Integrado de Talca, para enfrentar la vida, desafiados por muchos sueños y diferentes expectativas. Como todo joven que concluye su enseñanza media, para enfrentarse al mundo, al camino de la vida.

45 años que han llenado cada vida de una historia, historias cargadas de alegrías, de penas y de dolores. 
45 años donde hemos acumulado fracasos, logros, frustraciones y también muchas satisfacciones.

Muchos son hoy profesionales, empresarios y actores laborales. 
Algunos han hecho del deporte su vocación.
Muchos han formado familias, y la vida les ha otorgado la alegría de ser padres. 

Sin dudas, que a nuestra corta edad, no podíamos dimensionar lo frágil e incierta que pudiera ser la vida.
Algunos como Daniel, Cesar y Grace vieron truncadas sus vidas a corta edad, la muerte les alcanzó, y hoy les recordamos con amor.
Para algunos el camino de la vida, les otorgó mayores posibilidades que a otros, mayores logros y satisfacciones, para otros, el camino de la vida les resultó más duro y difícil de caminar; como haya sido, todos hemos experimentado en alguna forma el dolor, la angustia, el fracaso, así como el éxito; las alegrías y momentos maravillosos que hoy podemos recordar con gran satisfacción.

Algunos tal vez nunca pensaron viajar, o hacer de otras latitudes su hogar.

Tal vez algunos corrieron demasiado rápido, y el tropiezo, o un duro golpe, les hizo considerar lo apresurado de sus decisiones, y tuvieron que volver a comenzar.
Tal vez algunos no quisieron correr, y los años le han demostrado lo torpe de su decisión, y consideran que ya es tarde, como para volverlo a intentar.
Hay experiencias que nos son comunes a todos los mortales, las lágrimas por alguna pérdida apreciada, el sufrir alguna enfermedad, como también las alegrías por algún logro o satisfacción.

Algunos hemos enfrentado la muerte más de una vez, cara a cara, y solo la gracia de Dios(que es el dador de la vida) nos ha permitido contar nuestra historia, son nuevas oportunidades que nos ofrece Dios y la vida, para remediar algún mal, y el buen camino volver a retomar.

Algunos hemos comprobado, cuan desequilibrados podemos ser en la vida, al gozar de un éxito material y sufrir el fracaso familiar, o gozar de una estabilidad familiar, y no poder la economía consolidar.

Han pasado 45 años, y sin duda, hay muchas historia que contar pero eso, NO ES LO MÁS IMPORTANTE, no es cuántas historias hemos podido acumular, LO MÁS IMPORTANTE, lo más trascendente en la vida, es cuánto hemos podido madurar, es cuánto la vida nos ha podido enseñar, es cuánta sabiduría hemos podido alcanzar, para como herencia legar.

HAN PASADO 45 AÑOS, y me pregunto: 

¿He aprendido a ser más humilde, menos soberbio, menos orgulloso?
¿He aprendido a amar, y a perdonar?
¿He aprendido a ser más honesto, más sincero, y transparente?
¿He aprendido que Dios, la familia, son más importante que mi trabajo?
¿He aprendido el valor de ser padre, o el valor de la amistad con los hijos?
¿He aprendido el valor, el respeto, y amor a mi esposo o esposa?
¿He aprendido a honrar a mis padres?
¿He aprendido a ser más tolerante, más paciente, a ser una mejor persona?

Sin duda, en general como sociedad chilena, hemos aprendido MUY POCO del dolor, y del sufrimiento de nuestra historia.

Han pasado 45 años, que me han hecho no solo recordar, sino también reflexionar.


miércoles, 13 de julio de 2016

LA DISCIPLINA DEL PADRE

“LA DISCIPLINA DEL PADRE”  Una reflexión en el camino
Por Guillermo Ávila



“Cuando éramos niños, nuestros padres aquí en la tierra nos corregían, y los respetábamos. ¿Por qué no hemos de someternos, con mayor razón, a nuestro Padre Celestial, para obtener LA VIDA?” Hebreos 12:9

Todo hijo sobre esta tierra crece con alguna medida de disciplina, bien o mal aplicada, y es lo que desarrolla una buena o mala relación entre padres e hijos.
Una correcta disciplina debe apuntar a un claro objetivo, sea este intelectual, artístico, artesanal, deportivo, moral, religioso, etc.
Todos desarrollamos algún tipo de disciplina, y son la áreas que desarrollamos en la vida.

“Nuestros padres aquí en la tierra nos corrigen, según lo que les parece más conveniente, y aún así los respetamos”
Como la irresponsabilidad, la impuntualidad, la mentira, el engaño, el desorden moral e intelectual, la avaricia, el tabaquismo,el alcoholismo, etc. también son desarrolladas en la vida, y en la mayoría de los casos crecieron junto con nosotros en nuestro hogares.

QUÉ IMPORTANTE ES EL ROL DE LOS PADRES, CUANTA RESPONSABILIDAD RECAE SOBRE ELLOS.

Una de las causas de nuestro CAOS SOCIAL Y FAMILIAR en la formación de los hijos, es la FALTA  DE MODELOS VÁLIDOS, para inspirar a los jóvenes a asumir  una “paternidad responsable”

¿Qué inspiración de responsabilidad puede recibir un joven que le toca crecer, con padres que no pudieron validar un pacto de amor para toda la vida?
¿Qué modelo de vida les podemos entregar a nuestros jóvenes, cuando ellos crecen con padres inconsecuentes, corruptos, inmorales, que solo les interesa el dinero, y que no les importará la forma o el medio para obtenerlo?
¿Qué modelo de vida le entregaremos a nuestros hijos, si al ejercer liderazgo en nuestra sociedad, sea político, laboral, religioso, educacional, paternal, etc. pisoteamos frente a todos “NUESTRO DISCURSO FILOSÓFICO Y MORAL” de principios para edificar  sociedades justas, familias con honra y dignidad, sin siquiera  avergonzamos de nuestra falta de integridad.

NECESITAMOS URGENTE UN CAMBIO DE REFENTE PARA NUESTRAS VIDAS
NECESITAMOS URGENTE UN CAMBIO DE PATERNIDAD, NECESITAMOS URGENTE COMO SOCIEDAD PONERNOS BAJO UNA DISCIPLINA QUE NOS LLEVE A LA VIDA Y NO A LA MUERTE.

Dios nuestro creador, es nuestro Padre Celestial que nos ama, es el VERDADERO REFERENTE para LA PATERNIDAD TERRENAL.
Dios nuestro Padre nos ha demostrado su amor, dándonos a su propio Hijo.
Dios nuestro verdadero Padre, nos ha dado su Espíritu para participarnos su naturaleza, para hacernos sus hijos en su Hijo, y desarrollar en nosotros su VIDA. UNA VIDA TRASCENDENTE.
Y como todo Padre que ama a sus hijos, los disciplina, para desarrollar en ellos su Propósito, conformarnos a  su Hijo, la imagen que todos perdimos producto del pecado heredado.

“¿Por qué no hemos de someternos, con mayor razón a nuestro Padre celestial, para obtener la VIDA QUE PROVIENE DE DIOS?”
“Nuestro Padre celestial nos corregirá para nuestro verdadero provecho”
“Si, Él nos predestinó desde antes de la fundación del mundo, para que fuesemos adoptados hijos suyos, en amor, por medio de su Hijo Jesucristo, por el puro afecto de su voluntad”
“El Padre no quiere cualquier tipo de hijos, El Padre quiere hijos  santos y sin mancha delante de Él”

¿CUÁNTO NECESITAMOS RECONOCER A NUESTRO VERDADERO PADRE, que con amor nos corrige y nos disciplina, para hacernos santos, como Él?
Nos quiere ver crecer en gracia y sabiduría como su HIJO. 
SOLO QUIÉN ES VERDADERO PADRE CORREGIRÁ A  SU HIJO, Dios, nuestro Padre celestial, NO CORREGIRÁ, a quién no reconozca su paternidad, lo dejará como un  bastardo, a su libre albedrío, a su voluntaria condenación y muerte.

Porque SOLO QUIÉN ES HIJO acepta la corrección de su Padre, porque toda disciplina o corrección al aplicarla, no es agradable al momento, muchas veces es dolorosa, pero luego dará fruto a quien la recibe, un fruto lleno de paz y de justicia.

“Un bastardo” tiene un espíritu indomable, incorregible, lleno de rebeldía, orgullo y soberbia. Resistirá su disciplina.
“Un hijo” tiene un espíritu humilde, acepta corrección, reconoce sus errores, cambia de actitud, pide perdón y perdona, buscará honrar y agradar a su Padre. Aceptará su disciplina.

LA DISCIPLINA DEL PADRE.







miércoles, 6 de julio de 2016

POR LA GRACIA DE DIOS

POR LA GRACIA DIOS “Una reflexión en el camino”
Por Guillermo Ávila



“Pero el da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y Él se acercará vosotros. Pecadores, limpiad las manos, y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones” Santiago 4:6-8

Los apóstoles, hombres preeminentes en el desarrollo de la iglesia, testigos de los padecimientos de Cristo, y testigos de su victoria sobre el pecado y sobre la obra de Satanás quién procuro a toda costa, abortar la misión de nuestro Salvador.
Ellos tuvieron la misión de llevar a la iglesia a vivir victoriosamente y establecerla sobre esta tierra. Quién más que ellos nos pueden enseñar a vivir nuestra fe, y a sobreponernos sobre todo ataque del maligno.

LA GRACIA DE DIOS, es el recurso suficiente dado por Dios, para vencer todo poder y toda obra del diablo. LA GRACIA DE DIOS, que es derramada sobre corazones humildes.

LA GRACIA, que nos es dada por someternos a Dios y a su voluntad.

El apóstol Santiago nos declara que existen DOS CONDICIONANTES, que nos impiden alcanzar esta GRACIA DE DIOS:

1.- NUESTRA CONDICIÓN DE PECADORES. 
Condición que nos hace creer que somos suficientes en nosotros mismos para vencer toda obra de Satanás. 
Es creer que con tus manos podrás pelear contra el enemigo de tu alma. Es una actitud soberbia.
Actitud que nos hace ser individualistas, no depender de los demás y no necesitar de Dios; siendo presa fácil de quién gobierna este mundo, lo manipula y lo arrastra a la condenación.

El Hijo de Dios, quién venció a Satanás en la cruz, es quién puede salvarnos y librarnos de tal condición, y trasladarnos al gobierno de Dios, donde somos protegidos y guardados de todo mal, donde todos nuestros pecados nos son perdonados y la GRACIA de Dios es sobre nuestras vidas. 
Él es Salvador de todos los que le invocan.

2.- SER DE DOBLE ÁNIMO.
Es tener una doble forma de actuar. Por un lado queremos a Dios y sus beneficios, y por otro lado nos gustan las propuestas del diablo.
Una persona en esa condición nada podrá lograr en Dios, es indefinido, es inconstante en todos sus caminos. No se puede querer el cielo y al mismo tiempo el infierno.
Es como la ola del mar, o como el tamo que arrebata el viento y es arrastrada  a cualquier lugar.
Es una vida moldeable y arrastrable por cualquier circunstancias, es una vida pobre y miserable, llena de inseguridades y frustraciones. 
Es  un corazón malo, lleno de dudas y tibieza, no es frío ni caliente, enferma el corazón de Dios, y le hace vomitarle.

Para recibir LA GRACIA DE DIOS, tiene que haber una decisión radical, que limpie y purifique el corazón.

Si quieres ver días mejores, si quieres vivir bajo LA GRACIA de Dios, tienes que tomar una decisión HOY. 
Tienes que acercarte a Dios, tienes que someterte a Él, tienes que permitir que su Palabra limpie tu conciencia y renueve tus pensamientos.
Él se acercará ti, y hará morada en ti y disfrutarás su presencia.
Satanás el diablo ya no te engañará más, LA GRACIA  de Dios te dará autoridad sobre él, y vivirás una vida victoriosa sobre el enemigo de tu alma, POR LA GRACIA DE DIOS.



jueves, 16 de junio de 2016

NO ESCUCHES AL DIABLO "Una reflexión en el camino"

LA FAMILIA: “NO ESCUCHES AL DIABLO”
Una reflexión en el camino
por Guillermo Avila



“Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban” Génesis 2:24,25

Dios describe su maravilloso diseño para el hombre, la conformación de una familia que le honrara y trajera fruto para él sobre esta tierra.
Dios describe su perfecto orden para llevar a cabo su Propósito: Primero Dios, luego el varón, luego la mujer y luego sus hijos, y en quinto lugar el trabajo y servicios fuera del hogar. 

Es el establecimiento del gobierno de Dios sobre esta tierra, que traerá su bendición y plenitud sobre todas las familias, en un maravilloso contexto de amor y armonía, UN HUERTO lleno de recursos y provisión de Dios para ellos.

Satanás centró y centrará su ataque a destruir ese orden establecido por Dios, porque sabe que fuera del orden de Dios todo será caos, desorden y oscuridad. El hombre será presa fácil de su plan destructor.

Satanás sabe que fuera del gobierno de Dios, el hombre no tendrá acceso al árbol de la vida, a la sabiduría y al conocimiento espiritual que le permitirá vivir y alcanzar el diseño de Dios sobre esta tierra.

Satanás atacará la base de la unidad familiar, el orden establecido por Dios.

Satanás atacará y procurará engañar, distraer y confundir en el interior de la familia, se vestirá como ángel de luz si es necesario para llevar a cabo su maligno plan. 

Su ataque tendrá como objetivo romper y destruir la unidad matrimonial establecida por el orden de Dios, y crear entre ellos un brecha irreconciliable, e introducirse en el seno de la familia para producir daño y muerte, no solo entre ellos, sino dañar su linaje, los preciosos y maravillosos hijos depositados por Dios a los padres, para su cuidado y formación.

LA ESTRATEGIA DE SATANÁS

Se vestirá como serpiente, bella e inteligente, se vestirá como ángel de luz, se vestirá carismáticamente atractivo para engañar e introducir sus mentiras, para distorsionar y romper el orden de Dios al interior de la familia.

Satanás no ha cambiado en su estrategia, EL SIGUE HABLANDO para engañar y destruir la bendición de Dios.

Usará los medios de comunicación, psicólogos modernistas, personajes carismáticos de TV, las teleseries y películas, y tantos otros medios para atacar con sus mentiras, lograr la atención de los hombres y destruir el orden de Dios.

Al igual que Adán y Eva, hoy hay muchos hombres y mujeres que ESCUCHAN AL DIABLO,  y NO ESCUCHAN LA VOZ DE DIOS.

"QUIÉN ESCUCHA AL DIABLO, TERMINARÁ CREYENDO Y ACEPTANDO SUS MENTIRAS" y al igual que Adán y Eva,  terminarán cayendo en su trampa.

¿Tú, a quién escuchas?

Hoy hay muchos, aún creyentes, que no escuchan la voz de  Dios, y escuchan las mentiras de Satanás y terminan creyendo y obedeciendo sus mentiras. 
El resultado: muchos divorcios, muchos hijos abandonados, sin padres que les cuiden y les formen.
Sociedades con generaciones de jóvenes rebeldes, violentas, llenas de frustraciones, resentimientos y confusión de verdadera identidad.
Un mundo que ha distorsionado el diseño natural de Dios para el matrimonio y la conformación de la familia.

¿Tú, a quién escuchas?

¿Escuchas la voz de Dios o la voz del diablo?

LA FE DE DIOS VIENE POR OÍR A DIOS.

¿Quién dijo que el matrimonio es para toda la vida, y que lo que Dios une el hombre no tiene derecho a dividirlo? 
El divorcio no nace en el corazón de Dios, nace en la dureza del corazón de los hombres.

¿Quién dijo que los cónyuges deben ser fieles y leales entre ellos?
El matrimonio es un pacto, un compromiso de fidelidad delante de Dios para toda la vida, cuando estemos bien y cuando estemos mal, hasta que la muerte los separe.

¿Quién dijo que debemos perdonar los errores de los demás, porque si no perdonamos, Dios tampoco nos perdonará a nosotros? 
Siempre habrán errores y equivocaciones al interior de la familia que deberemos perdonar y sanar.

¿Quién dijo que la relación matrimonial debe ser en un contexto de transparencia, sinceridad, honestidad, sin sentir vergüenza el uno del otro? Y serán una sola carne.

¿Quién dijo que el varón es sacerdote sobre su casa, y el principal responsable delante de Dios de preservar la unidad en la familia?  Dios lo confrontará y le pedirá cuentas.

¿Quién dijo que el rol de la esposa es ser ayuda idónea, para  junto a su esposo obedecer a Dios para cumplir así juntos su maravilloso Propósito?

¿Quién dijo que la cabeza de todo varón es Cristo, y la cabeza de la mujer es el varón, y la cabeza de Cristo es Dios? ¿Quién estableció ese orden para la familia?

¿Quién dijo que el marido debe amar a su mujer como Cristo amó (dando su vida) a su iglesia?

¿Quién dijo que el desarrollo de un espíritu apacible y afable en una mujer, es de gran estima delante de Dios, y que la mujer sabia edifica su casa?

Este es el orden establecido por Dios y el rol que cada uno debe asumir, es lo que establece una unidad inquebrantable en el matrimonio, porque Dios la sustenta, y donde el maligno no tiene cabida.

Es la UNIDAD en la familia que permite que los hijos crezcan seguros, sanos, en una cobertura de amor y autoridad.

Eva escuchó al diablo y Adán consintió en ello.

Al escuchar la voz del diablo, terminaron creyéndole y obedeciéndole, y abrieron una brecha que rompió la unidad establecida por Dios al interior del matrimonio, una brecha que el diablo utilizaría para matar, robar y destruir.

Al escuchar la voz del diablo y obedecerla, Adán y Eva perderían la cobertura de Dios, perderían el acceso al árbol de la sabiduría, el conocimiento espiritual para la vida, y quedarían expuestos a su libre albeldrio para cosechar con el tiempo el fruto de su propio extravío.

Adán y Eva no solo perdieron la unidad entre ellos, la traspasaron a su linaje, y sus hijos también se dividieron.
Dejaron entrar la mentira y el engaño, dejaron entrar el caos, la oscuridad y la muerte al seno mismo de su hogar.

Fue tal el caos, que Caín el hijo mayor mataría a su hermano menor Abel, y se perdería el principio que establece el gobierno de Dios sobre los hombres, DONDE EL MAYOR BENDICE AL MENOR.

Sus consecuencias afectarían  todo orden de cosas, donde el mayor que tiene que bendecir al menor, lo explota, lo abusa y lo humilla.

Así fue como entró el mal al mundo, por escuchar al diablo.

Satanás propinó un duro golpe  en el seno de la familia, y sus efectos se hacen sentir hasta el día de hoy sobre nuestras naciones.

Jesús el Hijo de Dios vino a salvar y restaurar lo que estaba perdido, los hombres perdimos el gobierno y el orden de Dios sobre nuestras vidas y familias, y hemos sufrido las consecuencias de ello. Escuchar a Dios nos restaura a su diseño y Propósito original.

¿Y tú, que voz estás escuchando?

NO ESCUCHES AL DIABLO




viernes, 10 de junio de 2016

"EL MATRIMONIO" Una reflexión en el camino.

EL MATRIMONIO  "La expresión más pura del corazón de Dios"
Por Guillermo Ávila.


“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer; y no se avergonzaban” Génesis 2:24,25

Antes que el pecado fuese, antes que la desobediencia y el desorden entrara en el mundo; cuando la relación de Dios con el hombre era transparente, pura y santa. Dios abrió su corazón para revelar el fundamento del matrimonio, la expresión más pura del corazón y del amor de Dios cuyo fruto es la familia, la manifestación más plena del Propósito de Dios sobre esta tierra.

1.- “DEJARÁ EL HOMBRE A SU PADRE Y A SU MADRE”

Padre y madre; el contexto diseñado por Dios para el crecimiento y desarrollo del hombre para llegar a la madures, desde donde asumirá el llamado de Dios para establecer su Propósito sobre esta tierra, establecer familia.

Es el mismo  llamado que atendería Abraham, el padre de la fe: “Sal de tu tierra y de la casa de tus padres, a la tierra que yo te mostraré, y te bendeciré y serás de bendición”
El lugar donde establecería su familia para conformar y establecer  el pueblo de Dios.

Es el mismo  llamado de Jesús a sus discípulos para establecer la Familia de Dios (la iglesia del Señor): “Venid en pos de mí” "El que no deja padre y madre por causa de mí, no es digno de mí”

Es el llamado de Dios a todos los hombres.

2.- “Y SE UNIRÁ A SU MUJER”

El primer y principal responsable del llamado de Dios a establecer familia es al varón, él es quién debe tomar la iniciativa, el es quien  debe  conquistar y proponer de parte de Dios el llamado, y será el principal responsable de cultivar, velar  y cuidar la unidad matrimonial establecida por Dios.
El llamado de Dios al varón es a unirse a su mujer,  una relación y roles claramente  definidos y establecidos para establecer familia.
Es un llamado a una propuesta  de amor, puro y santo, difícil de resistir por una mujer que ha sido diseñada por Dios para ser amada y responder a ese amor.
Es una propuesta de un  amor fiel, estable, que ofrece protección, estabilidad,  y seguridad para toda la vida, en tiempos buenos y tiempos malos, en la abundancia o en la escases, en la salud o en la enfermedad, como está escrito, hasta que la muerte los separe.
Es un amor espiritual, racional, emocional y físico.

3.- “Y SERÁN UNA SOLA CARNE”

Es una unidad de amor progresivo e integral, que abarca toda la realidad del hombre, espíritu, alma y cuerpo.
Es una unidad que se hace carne, y trae como fruto la multiplicación de la especie traspasando ese amor de generación en generación.
Es una unidad que tiene como máxima expresión humana llegar a ser uno, uno en propósito, uno en los objetivos de la vida, uno en su amor a Dios, y uno en la expresión de su voluntad sobre esta tierra, revelando en la paternidad, la paternidad de Dios.
Voluntad buena, agradable y perfecta, que expresa la bendición, la fructificación y multiplicación en los seres humanos.

4.-“Y ESTABAN DESNUDOS, ADÁN Y SU MUJER, Y NO SE AVERGONZABAN”

¡Qué precioso diseño de amor!

Una relación transparente, sin dobleces, sin engaños. Sin tener que avergonzarse por nada.
Una relación pura y santa delante de Dios y delante del compañero o compañera de toda la vida. 

Sin duda, todas las parejas de "enamorados" en su momento PEAK la han experimentado, aunque después y con el tiempo, hayan tenido  que experimentar un rotundo fracaso y frustración  en su relación.
Cuánta frustración y decepción experimentan los hombres, es solo mirar a nuestro alrededor, cuantos divorcios, y vanos intentos de alcanzar una plena realización.
Son intentos nacidos de  sus propios sentimientos y  palabras imposibles de sustentar y sostener.

El matrimonio fue diseñado como la mayor expresión del corazón y del amor de Dios, no hay otro recurso que pueda reemplazarlo.

¿Con cuánta facilidad se desvanecen los sentimientos y palabras comprometidas nacidas del corazón de un hombre caído?

Sin su naturaleza de amor en nosotros es imposible sostenerlo,  solo su Espíritu puede impartir al hombre este VERDADERO AMOR  que nos fue arrebatado  por causa del pecado. Necesitamos volver a nacer, y vivir por el Espíritu de Dios.

ES  EL AMOR que estaba en Cristo derramándose en aquella cruz, salvándonos y restaurándonos para Dios su Padre, para que volvamos a vivir, para que volvamos a experimentar en nuestras vidas su maravillosa voluntad, voluntad que es restaurada, cuando es restaurado su gobierno en nosotros.

“El Reino de los cielos (el gobierno de Dios) se ha acercado"  fueron las  primeras palabras de Jesús.

Cristo el Señor, el Hijo de Dios, en quién fuimos creados,  dejó la Casa de su Padre por amor y vino a nuestro mundo caído para declararnos su Amor, para  volvernos al llamado de Dios nuestro Padre y unirnos a Él en una relación transparente, santa y pura.
Jesús, como un novio enamorado de amor,  nos ofrece UN PACTO DE AMOR, un pacto de salvación, de perdón, de  seguridad, de protección y de cuidado.
AMOR que nos fue demostrado en aquella cruz poniendo su vida por nosotros, muriendo en nuestro lugar.
NO HAY UN AMOR MÁS GRANDE QUE ESE AMOR.

¿Cómo rechazar tal propuesta de amor?

Si su amor es fiel, su amor  es puro y santo.
Si su amor es sincero y transparente,  nunca nos abandonará, nunca nos  defraudará, nunca se agotará.

Si su amor es, a pesar de nosotros, a pesar de nuestras infidelidades y desprecios, a pesar de nuestra indiferencia.
Si su Amor es, y nunca se agota, nunca se cansa, nunca deja de ser, y está dispuesto a sufrirlo todo con tal de unirse a nosotros no solo para toda la vida, sino para toda la eternidad.

Un amor que se consumará en UNA MARAVILLOSA BODA CELESTIAL, para vivir con Él en su Casa, que ha preparado para todos nosotros.

Fuimos creados para ser Uno con Él, para vivir eternamente con Él.

¿Qué debo hacer?

"Deja la casa de tu padre, deja tu mundo, sal de ti mismo, y acude al llamado de tu amado" 

Es la voz de tu amado que llama a tu alma ¡Venid en pos de mí! y ¡HAGAMOS UN PACTO DE AMOR!

Su fruto es la Iglesia, su amada,  sus hijos, la familia de Dios.
Fuimos creados para la expresión más pura de su amor.

EL MATRIMONIO, La expresión más pura del corazón de Dios.

miércoles, 6 de abril de 2016

EDIFICANDO CASA EN EL SUEÑO DE DIOS

EDIFICANDO CASA EN EL SUEÑO DE DIOS
"Una reflexión en el camino"
Por Guillermo Avila

Si el Señor no edifica la casa,
En vano trabajan los que la edifican,...
Por demás es que os levantéis de madrugada,
y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores;
Pues a su amado dará Dios el sueño:
"He aquí, herencia del Señor son los hijos;
Cosa de estima el fruto del vientre.
Como saetas en mano del valiente
así son los hijos habidos en la juventud.
Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
No será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta"
Salmo 127

Cuando alguien se propone edificar una casa,  necesita  planos, un buen terreno, buenos materiales, recursos y conocimientos de construcción, para establecer buenas fundaciones que la sostengan frente a las discrepanciais del tiempo.

Pero no es esta "la Casa" que Dios quiere y promete edificar, es solo una figura, de la "verdadera Casa" que es espiritual, es la constitución del matrimonio entre un hombre y una mujer, con el propósito de establecer una familia conforme al Eterno Propósito de Dios.

Esa es la Casa que Dios quiere edificar, donde el terreno es el corazón, los planos la revelación, el conocimiento la sabiduría, y el fundamento es nuestro Señor.

Es la Casa diseñada por Dios, y que se edifica en su amor y su bendición.

LA BENDICIÓN, que en el huerto Dios entregó a Adán y Eva para su edificación, y que ambos despreciaron para su perdición.
LA BENDICIÓN, que después del diluvio Dios restauró en la familia de Noé, para preservar su Propósito y sueño de amor: "Tener una Gran familia, con muchos hijos a la imagen del Hijo de Dios".
LA BENDICIÓN, que Dios entregó a Abraham, para bendecir su familia, su linaje y su simiente, en la cual serían benditas todas las familias de la tierra.
LA BENDICIÓN DE DIOS, consumada en aquella cruz para que hoy en su Hijo, todos los hombres, todas las familias, y todas las naciones sean edificadas en el Sueño de Dios.

Sin esa BENDICIÓN,  todo es caos y todo es confusión, ¿Cuántos divorcios? ¿Cuántos fracasos? ¿Cuántos hijos carentes de una verdadera paternidad e una verdadera identidad?

Amigo(a)s y hermano(a)s:

¡No basta!,  no es suficiente "un corazón enamorado", no es ese el verdadero amor de nuestro amado.
"El enamoramiento" no tiene el poder ni la capacidad para creer, no sabe esperar y no sabe sufrir , no puede sostenerte en la adversidad, menos alcanzar el fruto de una verdadera unidad.

Muchos de tus sueños se desvanecerán junto con tu corazón, porque no tienen la esencia y la naturaleza de su eternidad.
"Demás es madrugar y venir tarde a reposarª nos declara el salmo, porque a su amado dará Dios el sueño, el sueño de abrazar su Propósito Eterno, que solo él sabe y quiere edificar.

EN EL SUEÑO DE DIOS

Los hijos, son herencia y bendición del Señor, son los hijos que preservarán su Propósito de generación en generación.
Las madres, dan valor y gran estima al fruto de su vientre, para dar a luz hijos que serán herederos de las promesas de Dios.
Los varones, son valientes para preservar la unidad, y pelear la  buena batalla de la fe.
Valientes, para defender su paternidad en la paternidad de Dios para junto a sus esposas criar a sus hijos en disciplina y amonestación del Señor, para ver cumplirse en su familia el maravilloso Propósito de Dios.
En el sueño de Dios, su presencia es la garantía de su bendición. Son bienaventurados los que se disponen y colaboran para su edificación. No serán avergonzados los que en él han confiado, porque  enemigos de Dios y su Propósito siempre se han levantado.
No serán avergonzados, porque por sobre sus posesiones y por sobre sus emociones Dios los ha edificado.
Como dice otro salmo: "Dichoso el hombre que temes al Señor y es obediente en su amor. Comerá el fruto de su trabajo, será feliz y le irá bien. En la intimidad de su hogar, su mujer será como vid cargada de uvas; sus hijos, alrededor de su mesa serán como retoño de olivo, así será bendito el hombre que teme al Señor" y abraza el sueño de Dios.

Edificar en el Sueño de Dios, es edificar en su amor victorioso y triunfador.